Dolor de espalda en el embarazo

23/04/2019

Publicado por Teresa Guijarro

El dolor de espalda durante el embarazo afecta aproximadamente al 50% de las mujeres embarazadas. Es una de las molestias más típicas durante la llamada “dulce espera” y especialmente durante el tercer trimestre de gestación.

Principales causas de dolor de espalda

[arrow_list_one]
  • Aumento de la lordosis lumbar
  • Relajación de los músculos abdominales
  • Falta de fuerza muscular de los glúteos
  • Diástasis
  • Suelo pélvico débil
  • Aumento de peso
  • Sedentarismo
  • Mala higiene postural
  • Los cambios hormonales propios del embarazo
[/arrow_list_one]

Aliviar el dolor de espalda durante el embarazo

[arrow_list_one]
  • Es importante llevar el embarazo de manera activa (al menos de que lo prohíba el médico). Existen actividades diseñadas especialmente para embarazadas como Pilates, yoga o natación.
  • Realizar estiramientos
  • Buena higiene postural: usar cojines entre las rodillas al estar tumbada de lado. Usar cojines debajo de las rodillas al estar boca arriba
  • Evitar los tacones
  • No cargar peso
  • Acude a recibir tratamiento por parte de los profesionales para relajar tensiones, eliminar contracturas y corregir y mejorar la circulación originadas por las compensaciones y mantener una buena postura (fisioterapia/ osteopatía / técnicas de relajación)
  • Fortalece tu suelo pélvico (siempre recomendamos ponerte en manos de profesionales que puedan valorarte y darte un tratamiento o directrices personales al estado en el que te encuentras).
[/arrow_list_one]

Estudios recientes demuestran una relación directa entre el dolor de espalda lumbar y  una incontinencia urinaria posterior.

Es importante que trates tu dolor de espalda. Cuídate y acude a los distintos profesionales que necesites para poder disfrutar de esta etapa.

Beneficios que obtienes con la fisioterapia y/o osteopatía gestacional

[arrow_list_one]
  • Disminuye el dolor lumbar, dorsal y cervical
  • Disminuyen los dolores de cabeza
  • Mejoran las náuseas de las primeras semanas de embarazo
  • Mejora la retención de líquidos
  • Flexibiliza los músculos y ligamentos de la pelvis (para llegar con unas condiciones óptimas al momento del parto)
  • Mejora el dolor inguinal
  • Tratamiento personalizado para reforzar el suelo pélvico
  • Masaje perineal para flexibilizar los tejidos
  • Técnicas de drenaje linfático para mejorar la circulación venosa y aliviar la piernas cansadas

[/arrow_list_one]

Si crees que podemos ayudarte, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te esperamos en el barrio de Teatinos en Málaga!

 

Artículos relacionados

[arrow_list_one] [/arrow_list_one]
Leave A Comment