Clínica de Fisioterapia. Adultos, Pediatría y Maternidad


  Llámanos : +34 605 787 829

Publicaciones etiquetadas con: suelo pelvico

suelo pélvico

¿Debería acudir a un fisioterapeuta de suelo pélvico?

Siempre recomendamos ciertas etapas en las que es imprescindible u obligatorio acudir a un fisioterapeuta de suelo pélvico:

  • Embarazada (tras haber pasado el primer trimestre)
  • Posparto (tras la cuarentena)
  • Menopausia

Estas etapas son criticas en una mujer y debemos conocer el estado en el que se encuentra el suelo pélvico por 3 razones:

  1. Cuidar hábitos que son perjudiciales para nuestro suelo pélvico
  2. Mejorar o tratar si ya hay algo que se ha visto afectado
  3. PREVENIR

El primer paso debería ser la PREVENCIÓN: no esperes a tener síntomas, conoce tu cuerpo, su estado y cómo funciona.

SUELO PELVICO DURANTE EL EMBARAZO:

Es un periodo en el que el cuerpo se adapta a nivel corporal y emocional al bebé. Es bueno realizar actividades físicas adaptadas a la embarazada, una vez pasado el primer trimestre.

En este periodo buscamos:

  • Un suelo pélvico preparado para afrontar el parto.
  • Reforzar la faja abdominal para protegerte
  • Masaje perineal (para elastificar y flexibilizar la musculatura)
  • Respiraciones y pujos
  • Prevención de diástasis
SUELO PELVICO EN EL POSPARTO:

Los músculos están sensibles tras todo el embarazo (no solo del trabajo de parto, las cesáreas también deberían valorarse el suelo pélvico). En esta etapa hay que evitar hacer hiperpresiones: estreñimiento, deporte hiperpresivo…)

Tenemos que cuidar al suelo pélvico para que no sufra, se recupere y recuperar la postura inicial al embarazo, o más bien, la postura correcta para tener activa nuestra faja abdominal.

SUELO PELVICO EN LA MENOPAUSIA:

En este periodo los estrógenos caen en picado y todo el cuerpo cambia: la piel, el termostato, el lívido y los tejidos (incluidos los del suelo pélvico y faja abdominal).

La caída de estrógenos hace que los tejidos del cuerpo pierdan tersura, los musculos se relajan… nuestro cuerpo nos pide CUIDARNOS.

  • Integra esta zona en tu cuerpo: mírala, tócala, siéntela
  • Fortalece o refuerza la zona
  • Realiza deporte no hiperpresivo y realízalo adecuadamente (ayúdate de la respiración)

Y como ya hemos dicho, si no estas en ninguna etapa delicada, ¡PREVENCIÓN! Regálate una sesión de fisioterapia de suelo pélvico para ver como estas y prevenir.

Artículos Relacionados

Leer más
suelo pélvico

Postparto. Valoración de suelo pélvico

El postparto es uno de los momentos clave en el que una mujer se debería de hacer una valoración de suelo pélvico.

Cuándo realizar una valoración de suelo pélvico:

Los fisioterapeutas ginecológicos o obstétricos comienzan a tratar los tejidos de la recién mamá pasada la cuarentena (6 semanas en parto vaginal) y 8 semanas en partos de cesárea.

¿En que puede ayudarte un fisioterapeuta en tu postparto?

👉🏼Tratar la cicatriz de la episiotomía o cesárea
👉🏼Reprogramar la postura, especialmente de la zona abdominopélvica, el suelo pélvico y la respiración
👉🏼Valoración y tratamiento de la diástasis
👉🏼 Rehabilitación con ejercicio adaptado y supervisado
👉🏼 Ayuda ante cualquier problema que pueda surgir a la hora de retomar las relaciones sexuales: dolor, imposibilidad, falta de orgasmo…
👉🏼 Tratamiento de otras disfunciones sexuales: incontinencias, prolapsos,

Secuelas del postparto en el suelo pélvico:

Un suelo pélvico no recuperado deriva en una peor calidad de vida. Puede ocasionar:

  • Dolores de espalda
  • Dolor en las relaciones sexuales (dispareunia)
  • Perdidas de orina, heces o gases
  • Prolapsos (descenso de órganos)

Hay mucho que la fisioterapia uroginecológica puede hacer en esta etapa tan delicada que es el postparto.

No dudes en buscar ayuda profesional.
En clínica angular podemos ayudarte.

Artículos relacionados

Leer más

Diatermia para el suelo pélvico y recuperación posparto

Cada vez oímos más que la diatermia es una gran aliada en la recuperación posparto o las disfunciones de suelo pélvico.

La diatermia o radiofrecuencia es un tratamiento mediante el cual se aplican ondas electromagnéticas de alta frecuencia. Es un tratamiento indoloro, incluso placentero.

Cómo ayuda la diatermia en tu recuperación posparto:

  • Cicatriz de cesárea, episiotomía (aunque sirve para cualquier cicatriz) y desgarros. La diatermia estimula la recuperación y cicatrización de los tejidos, siendo muy efectiva en cicatrices fibróticas o con adherencias.
  • Si hacemos un tratamiento de las cicatrices, estamos evitando que aparezcan otras sintomatologías como:
  • Dolor en las relaciones sexuales
  • Dolor e hipersensibilidad en la zona de la cicatriz o zonas circundantes: zona lumbar y/o abdominal
  • Falta de movilidad en la zona por adherencias o restricciones.
  • En diástasis de los rectos abdominales. Aplicando diatermia en la zona abdominal conseguimos que el tejido se produzca un incremento de colágeno y elastina, se alise la piel y tenga un aspecto más terso, se reduzca la grasa o adipocitos, así como una disminución del edema o retención de líquidos.

Con todo esto (y más herramientas que utiliza el fisioterapeuta en las sesiones), mejoramos la competencia abdominal y favorecemos el cierre de la diástasis.

  • Incontinencia urinaria, prolapsos u otras disfunciones sexuales como dolor pélvico crónico, prostatitis.  La diatermia actúa sobre los músculos del suelo pélvico mejorando el flujo de sangre, favoreciendo su contracción y el refuerzo del periné. Siempre combinado con los ejercicios o rehabilitación que te recomiende tu fisioterapeuta de suelo pélvico.
  • Estética: además en este plano obtenemos otros beneficios como: disminución del edema, reducción de grasa y flacidez, aumento del tono muscular.

Muy indicado en los casos de flacidez abdominal, incluso en personas que realizan ejercicios adecuados a esta zona, la diatermia o radiofrecuencia se convierte en una gran aliada.

En clínica angular contamos con el equipo de @biotechnamedicaltechnology para contar con los muchos beneficios de la diatermia o radiofrecuencia y adecuar el tratamiento a los objetivos del paciente y la disfunción: rehabilitación, funcional, doloroso y/o estético.

Ponte en manos de un fisioterapeuta de suelo pélvico para mejorar tu calidad de vida.

Artículos relacionados

Leer más
cicatriz

Cicatriz y acupuntura

Una cicatriz bien curada o cicatrizada (valga la redundancia) debe ser plana, movible o libre y poco visible. En ciertas ocasiones, las cicatrices se endurecen, tienen una pigmentación distinta a la piel original o son abultadas. Esto es lo que se conoce como cicatriz queloide.

Problemas de una cicatriz:

  • Dolor e hipersensibilidad en la zona
  • El dolor puede irradiar a otras zonas circundantes
  • Alteraciones motoras y sensitivas en la zona
  • Generar adherencias y restringir la movilidad
  • Por ejemplo, una cicatriz por cesárea puede provocar: dolor lumbar o abdominal, frio en la zona lumbar, molestias en las relaciones sexuales
  • Una episiotomía puede provocar: dolor en las relaciones
  • Una cirugía de rodilla puede provocar: dolor y quemazón en rodilla, cuádriceps o cambios de temperatura entre ambas piernas.

Tratamientos de una cicatriz, Fisioterapia

Ya sabéis que con fisioterapia podemos evitar estos problemas y enseñaros a trabajar vuestra cicatriz en casa con masajes e hidratación, pero hoy queríamos hablaros de la acupuntura.

Acupuntura en las cicatrices

Gracias a la acupuntura se mejora la microcirculación de la sangre en la zona de la cicatriz. La técnica es muy sencilla a la par de efectiva. De esta manera, movilizamos la zona, eliminamos adherencias y se reduce la marca estéticamente.

Esta es solo una herramienta más de abordar la cicatriz junto a la fisioterapia.

Os recordamos la importancia de hacer un tratamiento en todas las cicatrices (ya se con fisioterapia y/o con acupuntura), una vez que la piel esté del todo cerrada.

Nunca es tarde para tratar tu cicatriz, aunque es más efectivo cuanto más reciente sea.

Artículos Relacionados

Leer más
suelo pélvico

Ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel se basan en realizar una contracción voluntaria de los músculos del suelo pélvico.  Al realizar esa contracción se tiene que notar un cierre y ascenso de la vagina y esfínter anal.

Cómo hacer bien los ejercicios de kegel

  • Primero hay que tener claro donde están estos músculos y como se realiza la contracción adecuadamente.
  • Fíjate en tu postura: si elegimos posiciones sin gravedad (tumbada) será mas sencillo que posturas en las que influye la gravedad (cuadrupedia, sedestación o bipedestación). Tenlo en cuenta al ir progresando con el ejercicio.
  • También tenemos que incorporar la elongación a nuestro cuerpo (crecer) con nuestra pelvis neutra.
  • Tras cada contracción, tenemos que relajar la musculatura (si, nuestro suelo pélvico también genera tensiones y contracturas)
  • Realiza las contracciones mientras continuas respirando, no hagas apneas durante el esfuerzo/contracción.
  • Debemos contraer solo los músculos del suelo pélvico: no contraer glúteos, ni rectos abdominales ni aductores.

Si tienes dudas al localizar tu suelo pélvico o no sabes si realizas bien la contracción ( en lugar de ascender, empujas hacia fuera), te recomendamos acudir a un fisioterapeuta de suelo pélvico. El te guiará y valorará tu suelo pélvico para que puedas entrenarlo de una manera adecuada y personalizada.

Siempre recomendamos una valoración por parte de un profesional para conocer el estado del que partimos, ofrecer un entrenamiento adaptado y/o evitar lesiones.

Quién debe realizar los ejercicios de Kegel

Cualquier persona (mujer u hombre). Es bueno tener unos músculos fuertes y elasticos en todo nuestro cuerpo, y lo mismo ocurre en esta zona tan especial.

Es cierto que puede sufrir más en momentos destacados como los embarazos, los partos, la menopausia o los ejercicios hiperpresivos. Por ello, en estos momentos, deberemos prestarle más atención a nuestro suelo pélvico y a los ejercicios de kegel. (Por cierto, no es la única forma de trabajar nuestro suelo pélvico).

Artículos Relacionados

Leer más