Clínica de Fisioterapia. Adultos, Pediatría y Maternidad


  Llámanos : +34 605 787 829

Publicaciones etiquetadas con: cicatrices

cicatriz

Cicatriz y acupuntura

Una cicatriz bien curada o cicatrizada (valga la redundancia) debe ser plana, movible o libre y poco visible. En ciertas ocasiones, las cicatrices se endurecen, tienen una pigmentación distinta a la piel original o son abultadas. Esto es lo que se conoce como cicatriz queloide.

Problemas de una cicatriz:

  • Dolor e hipersensibilidad en la zona
  • El dolor puede irradiar a otras zonas circundantes
  • Alteraciones motoras y sensitivas en la zona
  • Generar adherencias y restringir la movilidad
  • Por ejemplo, una cicatriz por cesárea puede provocar: dolor lumbar o abdominal, frio en la zona lumbar, molestias en las relaciones sexuales
  • Una episiotomía puede provocar: dolor en las relaciones
  • Una cirugía de rodilla puede provocar: dolor y quemazón en rodilla, cuádriceps o cambios de temperatura entre ambas piernas.

Tratamientos de una cicatriz, Fisioterapia

Ya sabéis que con fisioterapia podemos evitar estos problemas y enseñaros a trabajar vuestra cicatriz en casa con masajes e hidratación, pero hoy queríamos hablaros de la acupuntura.

Acupuntura en las cicatrices

Gracias a la acupuntura se mejora la microcirculación de la sangre en la zona de la cicatriz. La técnica es muy sencilla a la par de efectiva. De esta manera, movilizamos la zona, eliminamos adherencias y se reduce la marca estéticamente.

Esta es solo una herramienta más de abordar la cicatriz junto a la fisioterapia.

Os recordamos la importancia de hacer un tratamiento en todas las cicatrices (ya se con fisioterapia y/o con acupuntura), una vez que la piel esté del todo cerrada.

Nunca es tarde para tratar tu cicatriz, aunque es más efectivo cuanto más reciente sea.

Artículos Relacionados

Leer más
ganchoterapia

Ganchoterapia

La Fibrolisis diacutánea o ganchoterapia es una técnica instrumental de fisioterapia indicada para el tratamiento de los dolores o algias del aparato locomotor. Su objetivo principal es liberar las adherencias y/o corpúsculos irritativos mediante ganchos aplicados sobre la piel.

El instrumento utilizado para esta técnica se llama gancho y de aquí viene su nombre popular.

Gracias a los ganchos, se va a acceder a adherencias o planos de deslizamiento que difícilmente son accesibles con los dedos.

Técnica de Fibrólisis diacutánea

Se compone de tres fases sucesivas:

  1. Fase de palpación digital se realiza con la mano que no dirige el gancho, y sirve para delimitar a groso modo las zonas anatómicas a tratar.
  2. La fase de palpación instrumental, que se realiza con el gancho, permite localizar con precisión las adherencias y los corpúsculos fibrosos existentes.
  3. Fase de fibrólisis consiste en una tracción suplementaria que se realiza con el gancho al final de la fase de palpación instrumental, y que está destinada a alargar, o incluso romper, las adherencias y corpúsculos fibrosos.

Efectos de la ganchoterapia

  • Mecánicos: sobre las adherencias fibrosas y/o corpúsculos fibrosos para mejorar el movimiento en los distintos planos tisulares favoreciendo su elasticidad. Se utiliza sobre todo en zonas donde existen estancamientos venosos o periarticulares. Igualmente sobre cicatrices, hematomas…etc.
  • Circulatorios: por estimulación a nivel local de la circulación sanguínea y linfática, gracias a la liberación de histamina.
  • Reflejos: por inhibición de puntos reflejos.

Aplicaciones de la fibrolisis diacutánea

En cuanto a sus aplicaciones, los ganchos pueden utilizarse para prácticamente cualquier estructura muscular, tendinosa o articular a nivel superficial. Los ganchos también permiten trabajar a cierta profundidad debido a que pueden penetrar en los tabiques intermusculares. Destacamos:

  • Adherencias consecutivas a un traumatismo o a una intervención quirúrgica.
  • Procesos inflamatorios o degenerativos de estructuras musculoesqueléticas: tendinosis, pubalgias, fascitis plantar, etc.
  • Neuralgias consecutivas a una irritación mecánica de los nervios periféricos: neuralgia de Arnold, ciatalgia, neuralgia cérvico-braquial e intercostal; atrapamiento de troncos nerviosos periféricos.
  • Tratamiento de los síndromes tróficos de las extremidades, síndromes compartimentales, etc.
  • Sobrecargas musculares: tríceps sural, isquiosurales, periostitis…etc.

Contraindicaciones ganchoterapia

  • Mal estado de la piel: piel frágil, melanomas, etc.
  • Mal estado trófico del sistema circulatorio: fragilidad capilar, varices, adenomas, etc.
  • Pacientes con tratamientos anticoagulantes o neurolépticos.
  • Contraindicado en niños y ancianos.

La Fibrolisis Diacutánea o ganchoterapia es un método propio de la fisioterapia y debe ser realizada por un fisioterapeuta formado específicamente en la materia para garantizar la eficacia del tratamiento.

Artículos relacionados con Fisioterapia

Leer más