Clínica de Fisioterapia. Estamos especializados en bebés y embarazadas.


  Llámanos : +34 605 787 829

Síndrome de la cintilla iliotibial

El síndrome de la cintilla iliotibial produce un dolor en la parte externa de la rodilla. El dolor aparece por la fricción excesiva de la banda iliotibial con el epicóndilo lateral del fémur.

Es una lesión típica de los corredores  de fondo y ciclistas, conocida también como “Rodilla del corredor”.

Síntomas de la rodilla del corredor

El dolor aparece a los 10 minutos de haber empezado el entrenamiento y empeora progresivamente llegando incluso a imposibilitar el resto del entrenamiento.  Su intensidad aumenta cuando se baja la velocidad de la carrera y con terrenos irregulares o en desnivel.

El dolor es difuso por la zona lateral de la rodilla, aunque hay casos en los que el dolor llega a la cadera o a la rótula.

Otras veces va acompañado de un “clic” al pasar de flexión a extensión de rodilla.

Factores predisponentes

  • Banda iliotibial corta y tensa
  • Epicóndilo lateral prominente
  • Piernas en varo, rotación interna de la pierna, pronación de pie, dismetría de las extremidades inferiores.
  • Corredores, ciclistas, levantadores de pesos, karate… que aumentan la fricción en esta zona provocando su irritación.
  • Superficies desacertadas: excesiva pendiente, irregulares, duras o demasiado blandas.
  • Sobrecarga de entrenamiento
  • Calzado inadecuado o desgastado o equipo mal acoplado.
  • Errores de entrenamiento: no calentar antes del entrenamiento y no estirar al haber acabado.
  • Desequilibrios musculares: debilidad de abductores y glúteos, tensión en flexores de cadera y tensor de la fascia lata.

Tratamiento del síndrome de la cintilla iliotibial

  • Reposo en la actividad que ha provocado la lesión
  • Potenciar los abductores de cadera, glúteos y tensor de la fascia lata
  • Frio en la zona durante 15 min, 2 o 3 veces al día o después de realizar la potenciación de los músculos
  • Fisioterapia para quitar tensiones musculares, estirar los músculos acortados y tratar la inflamación.

Consejos para evitar el dolor en la zona externa de la rodilla

  • Acudir al podólogo para realizar un estudio de la pisada y valorar el uso de plantillas.
  • Interrumpir la actividad que ha provocado la lesión y probar con elíptica o natación. Si continúa el dolor con las nuevas actividades, trabajar únicamente la musculatura.
  • Potenciar los abductores de cadera, glúteos y tensor de la fascia lata.
  • Cuando hayan cesado los dolores por completo volver a la actividad de manera escalonada.

Consejos para ciclistas en el síndrome de la cintilla iliotibial

Tener el sillín demasiado alto y los fiadores de la bicicleta con una exagerada rotación interna pueden ocasionar el síndrome de la cintilla iliotibial. La pierna debe quedar flexionada con un mínimo de 20 grados cuando el pie esté más alejado. Los fiadores deben estar en posición anatómica con ligera rotación externa. A veces es bueno el cambio a pedales flotantes.

Consejos para corredores

Evitar correr cuesta abajo, con superficies inclinadas o duras y a velocidades lentas ya que la fricción entre cintilla iliotibial y cóndilo lateral es mayor.

Asegurarse un calzado adecuado y en buen estado.

Esperamos que este post te haya sido útil. Puedes dejarnos tu opinión u otros consejos que te hayan ayudado en esta lesión.

Artículos relacionados con Fisioterapia y Osteopatía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *