Clínica de Fisioterapia. Estamos especializados en bebés y embarazadas.


  Llámanos : +34 605 787 829

Contractura por lactancia

Contracturas, rigidez, tensión muscular y dolor de cuello son comunes en todas las madres durante el periodo de lactancia. No sólo en aquellas  que dan el pecho, sino también las que alimentan a su bebé con biberón.

Una madre coge a su bebé como mínimo cada dos horas, ya sea para dar el pecho, cambiar el pañal, evitar el llanto o transportarle. Lo que a lo largo del día hace que se agache y se incorpore una media de 24 veces con un peso que puede rondar desde los 3 hasta los 8kg.

Si durante el embarazo no ha habido una preparación física adecuada y por lo tanto existe una falta de tono muscular a la que se añade una mala higiene postural, el resultado será: dolor de espalda, especialmente zona del hombro, trapecio, cuello y lumbares.

Cómo puedo evitar las contracturas

  • Mejorando las posturas o movimientos repetitivos
  • Evitar encogerse mientras se está dando el pecho o biberón
  • Flexionar las piernas al agacharse a recoger el bebé
  • Contraer los abdominales al caminar para proteger la zona lumbar

¿Cómo podemos mejorar la postura de lactancia?

La espalda debe de estar recta y relajada. Deberemos tener el máximo de apoyos posibles para no cargar el peso o para favorecer la postura:

  • La zona lumbar o baja de la espalda, tiene que estar apoyada sobre el respaldo o sobre un cojín
  • También se pueden apoyar los pies sobre un escalón o caja para favorecer el apoyo
  • Es recomendable descansar los brazos para no soportar el peso del bebé. Nos ayudará un cojín de lactancia o una silla con reposabrazos
  • El bebé debe estar a la altura del pecho, no el pecho a la altura del bebé. Colocaremos de nuevo un cojín para elevar al bebé y evitar que la madre se encoja
  • Evitar cruzar las piernas para mejorar la circulación de las piernas

Qué hago cuando siento el dolor de espalda

Una vez que se ha instaurado el dolor o notamos cierta tensión podemos aliviarlo en casa:

  • Aplicando calor durante 15 minutos en la zona más dolorida
  • Realizando movilizaciones: mover las articulaciones suavemente para calentar y eliminar la tensión
  • Realizando estiramientos
  • Con baños de contraste en la zona para mejorar la circulación
  • Más consejos en el vídeo que realice cuando trabajaba en Clínica VASS. En él os recomiendo algún estiramiento y ejercicio para aliviar las contracturas. Espero que os sirva:

VIDEO: Cómo aliviar/quitar las contracturas por lactancia

Si el dolor continúa acude a tu fisioterapeuta

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *